La alcalinidad mejora la salud

¿Qué es eso de agua alcalina?

Tal y como nos enseñaron en el colegio la molécula de agua H2O está formada por dos átomos de hidrógeno y un único átomo de oxígeno, lo que no todo el mundo sabe es que la molécula de agua no tiene alineados los dos átomos de hidrógenos sino que forman un ángulo de aproximadamente 105º lo que confiere a la molécula de agua de unas propiedades que la hacen compatible para ser la autentica fuente de vida. Si este ángulo no fuese así, la molécula de agua en condiciones habituales sería gas y las formas de vida tal y como las conocemos no podrían existir.

Ahora que tenemos una idea clara de lo que es el agua, identificaremos que es el pH.

En la naturaleza todas las sustancias tienen lo que los químicos llaman pH, potencial de hidrogeniones, que no es sino la medida del número de H3O y de OH- que tiene una sustancia en fase líquida. El agua aunque su formula es H2O, por su actividad, algunas moléculas de agua pierden uno de los hidrógenos frente a una molécula vecina quedando como OH- y su vecina con H3O+.

En el agua pura podemos medir la cantidad de moléculas que se han separado de esta forma, y puesto que depende de la temperatura, lo medimos a 25ºC. Vemos que la concentración es de 10-7M lo que quiere decir que se han separado muy pocas moléculas o podemos decir que una molécula elegida al azar se separa aproximadamente cada 10 horas.

Cuando tenemos la misma concentración de H3O+ que de OH- decimos que la sustancia es neutra.

Para medir las concentraciones se ha ideado una escala, que nos indica desde una concentración muy alta de H3O+  (los valores más bajos de la escala) hasta las concentraciones en las que no existen apenas H3O+ libres (los valores más altos de la escala).

La sangre humana tiene un pH ideal de  7,3 a 7,4. Actualmente desde el exterior recibimos una serie de agresiones por el ambiente cada vez más ácido en el que nos movemos por culpa de la polución, junto con el auge de la comida basura que genera unos desechos más acidificantes en nuestro organismo, por lo que debemos compensar estas agresiones externas del pH. Para readecuar nuestro pH debemos alcalinizarnos, bien sea por medio de una dieta alcalina o utilizando agua alcalina.

Seguir la dieta alcalina puede ser un poco difícil de llevar a cabo, por lo que la solución más sencilla es utilizar agua alcalina que bebemos.

Beneficios del agua alcalina

Según mi visión y la de muchos especialistas, con el agua alcalina nos encontramos ante una de las tecnologías más revolucionarias  a nivel preventivo  de diversas patologías que tienen un denominador común, la acidosis metabólica y el estrés oxidativo.

Podemos dividir los beneficios del agua alcalina en dos apartados.

  • Alcalinidad
  • Efecto antióxidante

Alcalinidad

Los científicos llaman hoy al desequilibrio de esta constante acidosis metabólica leve. Esta alteración es debida a nuestro actual estilo de vida (mala alimentación, sedentarismo, stress, toxicidad medioambiental…) que nos lleva a experimentar diversos síntomas cada vez más prematuramente.

Es por tanto necesario reequilibrar nuestro pH corporal con alimentos alcalinos. El método más rápido y seguro es a través del agua alcalina ionizada.

El doctor Otto Warburg obtuvo en el año 1931 el premio nobel de medicina por su descubrimiento de que todas las formas de cancer sin excepción, se caracterizan por dos condicciones básicas:

  • Acidoxis
  • Hipoxia (falta de óxigeno)

Hoy en día más expertos a nivel mundial concuerdan con su tesis.

Efecto antióxidante del agua alcalina

Desde hace ya un tiempo las marcas comenzaron a usar el término antioxidante. Que si las verduras tienen antioxidantes, que si podemos incluir en las cremas antioxidantes naturales, que si los antioxidantes proporcionan salud, o miles de argumentos en favor de los antioxidantes.

Pero probablemente el público, en general nunca se ha tomado cinco minutos para reflexionar que son los antioxidantes y porqué es bueno incluirlos en nuestra vida.

Como todos sabemos el cuerpo humano es una máquina perfectamente engrasada que funciona gracias a los alimentos, al igual que un coche necesita gasolina. Ambos sistemas procesan el combustible y eliminan unos desechos, los coches en el motor y las células en las mitocondrias.

Los desechos del cuerpo proceden de la obtención de energía de los alimentos en nuestras células, por medio de reacciones químicas en las que unas sustancias se convierten en otras liberando energía. Como analogía con el coche podemos decir que al introducir gasolina en el motor esta se quema y aprovechamos el calor de esta ignición para mover el vehículo.

Se provocan unos desechos fácilmente eliminables por el tubo de escape y otros que poco a poco pueden ir degradando el motor.

De la misma manera nuestro cuerpo puede eliminar fácilmente el grueso de las sustancias nocivas de desecho, pero puede quedar una parte más difícil de eliminar, los radicales libres.

Un radical libre es una molécula, que tiene carga positiva porque ha perdido un electrón, y busca desesperadamente a cualquier molécula que se le proporcione.

Los daños que se van provocando en las células van haciendo que estas sean cada vez menos eficientes y que cada vez les sea más difícil combatir a los radicales libres. Ayudar a nuestras células a deshacerse de los radicales libres puede hacer que sobrevivan más y mejor.

Como hemos visto beber agua antioxidante favorece la eliminación de radicales libres y por tanto mejora nuestra salud celular. Si mejoramos la maquinaria desde dentro se notará desde fuera.

Una pequeña y constante ayuda a nuestras células hoy, puede favorecernos mañana.

La alcalinidad y el oxígeno son los dos pilares de la buena salud y una buena respuesta inmunitaria. Casi todas las tóxinas se neutralizan con la presencia de elementos alcalinos y oxigenados.

Una buena forma de alcalinizar el cuerpo es utilizar las jarras alcalinizadoras. Hay muchas en el mercado, pero pocas de verdad eficientes y con buena calidad/precio. Aquí en España tenemos la jarra Alkanatur Drops, que es la única alternativa sin resina de intercambio iónico (producto químico que introduce en el agua sodio y cloruros, cuanto mas minerales (calcio y magnesio) tenga el agua, más sodio y cloruros introducirá).

Si quereis informaros más, os dejo el enlace y os animo a que la compreis. Invertir en salud siempre es barato y necesario.

https://alkanatur.com/?wpam_id=15